Logo del Instituto de Mayores y Servicios Sociales. Página principal del Sitio

Instituto de Mayores
y Servicios Sociales

Objetivos y líneas de actuación del Imserso para el año 2021

Los Objetivos y líneas de actuaciónDocumento completo en formato PDF. Abre nova fiestra( 1000 Kb.) Abrir este documento usando ReadSpeaker docReader del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) para el año 2021, fueron aprobados por el Consejo General del Imserso en su reunión del 5 de abril de 2021.

El año 2021 se presenta como un año crucial en la marcha del Imserso. Tras haber tenido que afrontar en 2020 un complejo escenario determinado por la pandemia por COVID‐19, se abre un nuevo ejercicio en el que la actividad del Instituto estará marcada por la implementación de las actuaciones de abordaje de los importantes desafíos que tenemos por delante.

Debemos destacar que no sería posible afrontar dichos retos sin implementar mejoras en materia de recursos humanos como son las relativas a incorporar nuevo personal al Imserso o redimensionar las unidades en las que el personal presta sus servicios, de forma que sea posible el afrontamiento de los objetivos y actuaciones que se desgranan en este documento.

La incorporación de personal técnico, administrativo, informático, etc. que desempeñará su trabajo en las diferentes unidades, junto a nuevas convocatorias de personal, cobertura de vacantes por concurso, entre otras acciones, significarán un refuerzo sin precedentes y sin el cual el abordaje de nuevos planteamientos y actuaciones sería quimérico. Cuidar al personal, motivarlo y alinearlo con los objetivos generales del organismo será una actividad crucial en 2021 que no podemos descuidar.

Otro elemento importantísimo es la consolidación de la tarea esencial de ordenación de la contratación que se lleva realizando desde hace dos años y que está cristalizando por fin en un escenario de normalidad, transparencia y planificación de la actividad contractual que era imprescindible. A esto añadimos también las posibilidades de modernización de procesos que nos brindará un departamento de informática renovado y reforzado.

Con el refuerzo brindado por todas esas unidades de apoyo a los procesos del Imserso podremos abordar con solvencia los nuevos desafíos que tenemos por delante.

En materia de gestión, 2021 implicará abordar asuntos inaplazables como son la revisión de los contenidos y atenciones prestados en los centros del Imserso, considerando que constituyen una importantísima y compleja parte de la organización que merece toda la atención desde los Servicios Centrales. Los Centros de Referencia Estatal se legitiman por desarrollar funciones ligadas a la innovación social que son en estos momentos más necesarias que nunca. España afronta una revisión del modelo de cuidados dirigiéndose a un escenario inclusivo, de “desinstitucionalización” y de atención integral y centrada en las personas que va a requerir de mucho conocimiento para guiar las decisiones estratégicas. Por su parte, los centros con más carga asistencial (CAMF y CRMF) tienen ante sí el desafío de incorporar los paradigmas de la vida autónoma de las personas con discapacidad a las que atiende. Un camino que se debe iniciar sin dilación.

Recuperar el ritmo normal de actividades tan señeras como son las de Turismo y Termalismo dependerá lógicamente de la evolución de la situación sanitaria. En todo caso se vienen realizando todos los esfuerzos para que se puedan iniciar lo antes posible, siempre desde la responsabilidad y ateniendo a las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Otro importante reto de gestión será hacer todo lo posible para que las Pensiones no contributivas (PNC) que gestionan las comunidades autónomas mejoren en sus tiempos de forma que no se produzcan dilaciones y desigualdades en el acceso a unas prestaciones tan necesarias.

En 2021, el Imserso se configura como una herramienta fundamental de la AGE para el despliegue de los acuerdos de la Mesa de Diálogo Social y del Plan de Choque en materia de autonomía personal y dependencia. De la misma forma que se ha jugado un importante papel ‐ dentro de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales ‐ para alcanzar estos acuerdos, ahora es el momento de desplegar una importante labor de ordenación, revisión y cambio de la Ley 39/2006 de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia.

El Plan de Choque prevé la realización de una evaluación completa del SAAD, que debe servir de marco para la toma de decisiones relacionadas con los cambios a medio plazo que necesite el Sistema. Esta evaluación se realizará a lo largo de 2021 y se financiará en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Cuidar los órganos de participación y su funcionamiento es otro de los objetivos 2021 y más si consideramos las importantes decisiones que habrán de pasar por estos órganos. El acuerdo de la Mesa de Diálogo Social sobre Autonomía Personal y Dependencia, firmado el 19 de marzo de 2021, o el Acuerdo de Plan de Choque en Dependencia han demostrado que el debate y la participación en los órganos apropiados mejora de forma sustancial las decisiones y democratiza, en definitiva la gestión pública.

Vemos con ilusión la renovación del Consejo Estatal de Personas Mayores porque, si siempre fue necesario escuchar la voz de las personas mayores, ahora es absolutamente esencial teniendo en cuenta la importancia del momento y el abordaje de los desafíos. Su renovación y funcionamiento activo son imprescindibles.

Finalmente, el Imserso se constituirá en 2021 como instrumento técnico de apoyo en la gestión de los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia, al servicio del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y apoyando la gestión que de ellos se haga desde las comunidades autónomas y las entidades locales. El desafío de cambio estructural en los cuidados está en el frontispicio de los próximos años y la aportación que haga el Imserso al respecto será de enorme relevancia.

Última actualización: xoves, 30 de setembro de 2021